DISPUTATIO 2


Una aproximación a lo que pasa1

Patrick Barillot

A partir de este baño de lenguaje obsceno, el sujeto es entonces marcado, a nivel de su inconsciente, por estos signos de goce fuera de sentido ordenados por el discurso parental. Desde el origen se establece un lazo entre las generaciones a un nivel inconsciente, y al leerlo Lacan hace de ello la estructura elemental del parentesco2.
Un modo también de cuestionar el abordaje Lévi-straussiano de las estructuras elementales del parentesco. Cosa que otros ya se habían dedicado a hacer, como el antropólogo Rodney Needham, al cual Lacan se refiere3.
Podríamos cuestionarnos entonces hasta qué punto las manifestaciones de los distintos modos de lo hablado del inconsciente – sueño, lapsus, pasando por el fantasma y el síntoma –, hunden sus raíces en esta lengua transmitida.
Se plantea también la pregunta sobre el interés que podría encontrar el analizante en percibir los efectos del discurso privado en el que se ha constituido.


1 Esta viene a inscribirse en la continuación de la precedente Disputatio 1.
2 Ibid.El parentesco en cuestión pone en valor este hecho primordial de que se trata de lalangue.
3 Rodney Needham, en Rethinking Kinship and marriage (1971) terminaba su introducción con estas palabras: El término «parentesco» es pues sin duda alguna engañoso y un criterio erróneo para la comparación con los hechos sociales. No designa ninguna clase distinta de fenómenos ni ningún tipo distinto de teoría. No responde a ningún canon de competencia ni de autoridad.


Colette Soler

Réplica a la Disputatio 2

Entre el traumatismo descrito por Freud en su tercer capítulo de «Más allá del principio de placer», que es para todos y para siempre, y los efectos de lalengua dicha traumática de Lacan, ¿es necesario elegir?
Considero que es lo mismo. El “genitor traumático” que describe Freud sin nombrarlo como tal, no es traumático sino porque habla y usa entonces lalengua. Pero no usa lalengua  sino en el discurso del que se abevera su progenie. Nunca se ha visto a un genitor traumático atenerse a los balbuceos de la lalación pasado el breve tiempo de lo que se nomina a veces bêtification¹, habría que decir más bien la bébêtification. Entonces, su discurso tiene una finalidad que nunca falta: devolver al pequeño a las normas de lo que se llama educar. Útil por otra parte para hacer sociedad, pero la cuestión reside en la parte respectiva a lo que corresponde a lalengua y al discurso en el efecto traumático.


1 Da bêtifier, en francés “hacer estupideces”. [NdT]


Diego Mautino

Réplica a la Disputatio 2, a propósito del parentesco:

A propósito del interés que el analizante podría encontrar al darse cuenta de los efectos del discurso privado del que se ha constituido; es notable que el sujeto imputa al Otro, no a su inconsciente, sino a su parentesco, el traumatismo, la falta de goce del que sufre. «Si nos damos cuenta que no hablamos que de emparentamiento o de parentesco, nos viene la idea de hablar de otra cosa, y es precisamente en lo que el análisis, a veces, fallaría. Pero es un hecho que todo el mundo no habla que de esto.»¹
Los sujetos que vienen “a decirse”, hablan del núcleo original de sufrimiento heredado de aquellos que nos han generado, y esto marca todas las relaciones del sujeto al Otro del signo de la re-petitio. Algo que se inaugura a través de lo que sucede [ce qui se passe] entre las generaciones², y la psicoanálisis reproduce esta producción³. Es en la medida en que esta converge en un significante que emerge para colmar el agujero en el Real – eso hace troumatismo – que la neurosis se ordena conforme al discurso cuyos efectos han producido el sujeto.5


1 Jacques Lacan, Le moment de conclure, Leçon du 15 novembre 1977.
2 Cf. Colette Soler, Presentación del Tema: Lo que pasa entre las generaciones, Jornadas del IF, 2° Convención Europea, Roma 2021.

³ «Esa neurosis, que no sin razón atribuimos a la acción de los padres, solo es alcanzable en la medida en que la acción de los padres se articula justamente por la posición del psicoanalista». Jacques Lacan, El saber del psicoanalista, Lección del 4 de mayo de 1972, en El seminario, Libro 19, …O peor [1971-1972] , Editorial Paidós, Buenos Aires 2012, p. 149.
 Troumatisme, neologismo compuesto por trou [agujero] y trauma. [NdT]
5 «Todo padre [parent] traumático está en suma en la misma posición que el psicoanalista. La diferencia es que el psicoanalista, por su posición, reproduce la neurosis, mientras que el padre [parent] traumático la produce inocentemente.» Ibid.


Es posible participar en el debate completando el formulario que se encuentra en el Espacio Debate, luego su comentario será enviado a la Comisión Científica, el remitente recibirá una respuesta por correo electrónico antes de la publicación.